Los mejores chistes del mundo

El mundo no puede llegar a concebirse sin una risa, lo que puede alejar al ser humano de todos lo problemas y ese mundo caótico, es esa parte humorística que se le da a los malos momentos, no por tomar de menos un hecho importante sino por saber que la alegría es la mejor solución de los problemas.

Los mejores chistes del mundo, temática general:
Y como todo en frases, los chistes también tienen clasificación, es por eso que se puede hablar de chistes de animales, de hombres, de mujeres, y hasta de colores, esto en cuanto a las categorías del humor. También es importante destacar que según el contexto y la cultura, los chistes pueden llegar a interpretarse de diferentes formas, e incluso no tomarse como chistes.
  • No más medios de comunicación, los queremos completos.
  • Si no eres parte de la solución, eres parte del problema.
  • Errar es humano, pero echarle la culpa al otro es más humano todavía.
  • Lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe.
  • Yo no sufro de locura, la disfruto a cada minuto.
  • Si yo fuera tú me enamoraría de mí.
  • Es bueno dejar el trago, lo malo es no acordarse dónde.
  • Sonríe, yo existo
  • El dinero no hace la felicidad, la compra hecha.
  • La inteligencia me persigue pero yo soy más rápido.
  • Cualquiera se puede equivocar, inclusive yo.
  • Hay un mundo mejor, pero es carísimo.
  • Ningún tonto se queja de serlo. No les debe ir tan mal.
  • Estudiar es desconfiar de la inteligencia del compañero de al lado.
  • La mujer que no tiene suerte con los hombres no sabe la suerte que tiene.
  • No hay mujer fea solo belleza rara.
  • No estoy en contra de que haya hombres feos, pero por qué todos viven en esta cuidad.
  • La pereza es la madre de todos los vicios, y como a la madre hay que respetarla.
  • Estoy preñado de ideas pero no las puedo parir.
  • Las niñas buenas van al cielo y las malas a todas partes.
  • Si un pájaro te dice que estás loco, debes estarlo pues los pájaros no hablan.
  • En cada madre hay una suegra en potencia.
  • No te tomes la vida en serio, al fin y al cabo no saldrás vivo de ella.
  • Felices los que nada esperan porque nunca serán defraudados.
  • La confusión esta clarísima.
  • Mátate estudiando y serás un cadáver culto.

Los mejores chistes del mundo, relatos:
  • Habían tres amigos que se llamaban Tonto, Nadie y Ninguno. Tonto va y le dice al policía: Nadie se cayó al pozo y Ninguno lo está ayudando. Entonces el policía le responde: ¿Usted es tonto? Sí, ¡Mucho gusto!
  • Un niño le pregunta a un señor, señor, señor usted no vio a alguien doblar la esquina, el señor dice no niño cuando yo vine la esquina ya estaba doblada.
  • La madre de Jaimito le dice a su hijo: Jaimito, me tengo que ir a comprar, tienes que hacer esto: Friega el suelo con lejía Cómete un bocadillo de nocilla, mete a tus hermanas en la cama y mete a los pollitos en el horno ¿Entendido? Sí, mamá- responde Jaimito. Llega la madre y dice a Jaimito: ¿Qué has hecho? Lo que tú me dijiste mamá- responde, he fregado el suelo con nocilla, me he hecho un bocadillo de lejía, he metido a mis hermanas en el horno La madre dice: ¿Qué has hecho qué? Jaimito responde: ¡Shh! Que vas a despertar a los pollitos que están durmiendo en la cama...

Los mejores chistes del mundo, Mamá:
  • ¡Mamá, mamá, afuera está frío. Bueno, dile que pase.
  • Mamá, mamá, están golpeando la puerta. Déjala, que se defienda sola.
  • Mamá!, ¡mamá!, en el colegio me dicen: "jabón en polvo" No te preocupes, Ariel.

Los mejores chistes del mundo, animales:

Y es que los animales tampoco se escapan de ser víctimas de los chistes, y muchos son grandes protagonistas de ellos, pero cabe resaltar que no son ellos los únicos, pues como ya se vio la lista es bastante larga, un buen ejemplo de que en el mundo hay mucho humor.
  • Una serpiente le pregunta a otra:¿Es cierto que somos venenosas? Sí, ¿Por qué? Porque me acabo de morder la lengua.
  • Dios estaba creando el mundo y le estaba poniendo el nombre a los animales: tú te llamaras gallina, tú te llamaras caballo, tú te llamaras burro. Y siguió poniéndoles sus nombres y después el burro pregunta: ¿Cómo me llamaba yo? Y dios contesta: Burro. Después de 3 minutos más, el burro pregunta: ¿Cómo me llamaba yo? Burro, y así cinco veces más le vuelve a preguntar: ¿Cómo me llamaba yo? Él le responde: Burro idiota, y el burro dice: Yo ya me estaba aprendiendo el nombre y usted ahora me dice el apellido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario